Office for the Equal Treatment of EU Workers

Residencia

La situación legal en materia de residencia de los ciudadanos de la UE viene determinada por la ley alemana de libre circulación en la UE (Freizügigkeitsgesetz EU-Bürger). No obstante, según el art. 11 de dicha norma legal de la UE, se aplican también algunas disposiciones de la ley de residencia para ciudadanos de la UE (Auftenthaltsgesetz EU-Bürger), por ejemplo, el acceso a cursos de alemán. Aunque cuando la ley de residencia para los ciudadanos de la UE sea más favorable que la ley de libre circulación de personas de la UE, se aplicará la normativa más favorable. Si no se pueden aplicar las disposiciones de la ley de libre circulación en la UE porque, por ejemplo, se ha derogado el derecho de libre circulación, se aplicará la ley de residencia.

Como ciudadano de la UE con derecho a la libre circulación, Vd. no necesitará visado ni permiso de residencia para entrar en Alemania o residir en este país. Para entrar en Alemania necesitará solamente un pasaporte o documento de identidad en regla. La entrada en el país así como la residencia por un periodo de hasta 3 meses no están sujetas a ningún tipo de condición o requisito previo.

Disfrutará del derecho de residencia de más de 3 meses si:

  • Está empleado o trabaja por cuenta propia, o bien
  • Está buscando trabajo con expectativas fundadas de encontrarlo, o bien
  • No trabaja, pero dispone de medios de subsistencia propios suficientes y seguro médico (se aplica también en el caso de estudiantes o aprendices), o bien
  • Ha residido en Alemania de manera lícita por un periodo mínimo de 5 años (derecho de residencia permanente).

Al trasladar su lugar de residencia a Alemania, dispondrá (al igual que los ciudadanos alemanes) de un plazo de 2 semanas desde la mudanza para empadronarse en su lugar de residencia en Alemania. Para ello necesitará una «confirmación de cesión de la vivienda» de su arrendador. En ella el arrendador confirmará que se ha mudado Vd. allí. En el empadronamiento deberán presentarse los documentos de identidad o los pasaportes de todas las personas que se mudan al domicilio. La administración del registro pertinente se encargará entonces de transferir los datos necesarios a la oficina de extranjería correspondiente.

Atención: Si le caducara el plazo de empadronamiento, corre el riesgo de que se le imponga una multa en determinados casos de hasta 1000 €.

Recomendación: A ser posible, ya al empadronarse en el registro es recomendable presentar una certificación del empleador o bien el contrato de trabajo. La administración del registro enviará entonces esta documentación junto con los datos de empadronamiento a la oficina de extranjería.

Atención: Para determinados documentos necesitará una certificación oficial y una traducción al alemán.

Los familiares siguientes podrán entrar a Alemania junto con el ciudadano de la UE con derecho a libre circulación o bien reunirse con él más adelante:

  • Cónyuges
  • Parejas de hecho
  • Hijos o nietos propios de menos de 21 años.
  • En cambio, los hijos o nietos de más de 21 años así como los familiares de línea directa ascendente (padres, abuelos, etc.) solo podrán hacerlo si los ciudadanos de la UE o sus cónyuges/parejas de hecho garanticen su manutención.

Atención: Los familiares que no sean ciudadanos de la UE (ciudadanos de terceros países) necesitarán, según cual sea su país de origen, un visado para entrar en Alemania.

FAQ Residencia

Como ciudadano de la UE puede viajar a Alemania para buscar trabajo y residir en este país, según estipula el art. 2, párr. 1, nº 1a de la ley alemana de libre circulación dentro de la UE (FreizügG/EU). Para entrar en Alemania necesitará solamente un pasaporte o documento de identidad en regla. De momento tendrá derecho a residir en Alemania durante 3 meses para buscar trabajo. Una vez vencido ese periodo de 3 meses, la administración de extranjería (Ausländerbehörde) podrá instarle a que justifique que cumple los requisitos para el ejercicio del derecho a la libre circulación. Eso quiere decir que tendrá Vd. que explicar que está buscando trabajo, aunque (de momento) no tendrá que presentar ningún comprobante de ello. Solo después de una estancia de más de 6 meses la administración de extranjería podrá exigirle que demuestre que está intentando conseguir un empleo y argumente cuáles son sus perspectivas de éxito en la búsqueda. Las perspectivas de éxito en el mercado de trabajo se considerarán nulas cuando, teniendo en cuenta sus competencias y su currículum, se considere objetivamente imposible que se le pueda encontrar un empleo.
En cuanto haya encontrado un empleo, una certificación de su empleador o el mismo contrato de trabajo bastarán como prueba para otorgarle el derecho de residencia.

Los miembros de la familia que no sean ciudadanos de la UE (ciudadanos de terceros países) necesitarán, según cuál sea su país de origen, un visado para entrar en Alemania. El visado deberá solicitarse con la debida antelación en el consulado alemán o la embajada alemana. Es un documento que por norma se expide en 15 días y es gratuito.

Como prueba de su derecho de residencia en Alemania, los familiares de un ciudadano de la UE que pertenezcan a terceros países recibirán en un plazo de 6 meses una tarjeta de residencia (Aufenthaltskarte). Para ello deberán presentar un pasaporte o documento sustitutorio del pasaporte en regla y demostrar que son familiares de un ciudadano de la UE que vive ya en Alemania o con el cual han llegado a este país. De inmediato se les expedirá una certificación conforme han presentado estos datos. No hay ningún otro requisito que deba cumplirse. Los familiares con derecho de residencia de ciudadanos de la UE empleados en Alemania tienen los mismos derechos y obligaciones que los ciudadanos de la UE. Por ejemplo, desde el primer día de su residencia en Alemania, podrán ejercer un trabajo por cuenta propia o ajena.

Por lo general, los datos personales se obtienen del pasaporte o del documento de identidad de la persona, y para ello no es necesaria ninguna traducción. No obstante, la situación legal familiar sí que se suele establecer y registrar en función de documentos de estado civil (actas matrimoniales, partidas de nacimiento y certificados de defunción).

En los países de la UE que han suscrito el Convenio de Viena sobre la expedición de certificaciones plurilingües de las actas del registro civil, del 8 de septiembre de 1976 (Übereinkommen), se pueden expedir las versiones internacionales de las actas matrimoniales, las partidas de nacimiento y los certificados de defunción. Estos documentos internacionales serán reconocidos sin más formalidades (legalizaciones o apostillas) en los Estados miembros del Convenio.

Los certificados de otros países deberán ser compulsados debidamente en el país de origen y después serán traducidos al alemán por un traductor jurado. La compulsación la puede realizar la entidad correspondiente en el país de origen (apostilla) o bien la representación alemana pertinente en el extranjero (legalización).