Office for the Equal Treatment of EU Workers

Obtener justicia

Saber cuál es su derecho como trabajador de la UE es una cosa. Obtener justicia va más allá de dicho conocimiento. Aquí puede informarse sobre cómo hacer valer sus derechos frente a su empleador y dónde obtener ayuda.

1. Salario

Si el empleador no paga el salario acordado, exíjale por escrito el pago del salario pendiente. No olvide anunciar un plazo de 2 semanas para el pago. En este escrito deberá indicar el tiempo trabajado por el que reclama su salario, el importe del salario y sus datos bancarios.

Atención: para reclamar su salario, debe respetar estrictamente el «plazo de prescripción» establecido en su contrato de trabajo. El plazo de prescripción es el periodo de tiempo que tiene para exigirle a su empleador el pago de su salario. Si transcurre dicho plazo, se extingue la demanda salarial con la consecuencia de que ya no podrá hacer valer sus derechos ante el empleador ni ante los tribunales. Teniendo en cuenta que el plazo de prescripción puede estar regulado también en el convenio salarial aplicable a su relación laboral, compruebe también las regulaciones sectoriales al respecto.

Si su empresa cuenta con un comité de empresa, debería presentar la reclamación sobre el salario pendiente al comité de empresa o a otro organismo responsable de estas cuestiones de su empresa (p. ej., persona de confianza). También puede recibir de ellos ayuda para reclamar su salario.

Si a pesar de ello su empleador no reacciona a sus demandas de pago dentro del plazo establecido, puede reclamar su salario por vía judicial presentando una demanda ante el tribunal laboral. Si no tiene un nivel de alemán suficiente como para llevar un proceso, el tribunal solicitará automáticamente los servicios de un intérprete.

Atención: deberá demostrar sus demandas salariales ante el tribunal. Por ello, anote cada día las horas trabajadas. Pídale a su jefe/superior que firme sus anotaciones. Si no fuera posible, pídale su firma, por ejemplo, a un compañero de trabajo. Puede utilizar para ello un calendario laboral, que puede descargar e imprimir. Haga también fotografías con su teléfono móvil. Cuantas más pruebas tenga, más posibilidades tendrá de recibir su dinero.
No olvide guardar los contratos de trabajo escritos o cualquier otro documento sobre el importe del salario, así como las nóminas recibidas.

2. Despido

Si le despiden, deberá presentar su reclamación ante los tribunales en un plazo de 3 semanas después de recibir la notificación del despido (demanda contra el despido). Este plazo es válido para todos los despidos, independientemente de si están sujetos a la ley de protección contra despidos.

Atención: si se le pasa el plazo, las consecuencias serán graves: El despido surte efecto una vez ha transcurrido el plazo de preaviso y ya no puede tomar ninguna medida contra él.

La demanda contra el despido se puede interponer personalmente en el tribunal laboral, es decir, no necesita que le represente ningún abogado. La representación letrada se exige una vez se ha llegado a la 2.ª instancia, es decir, cuando el tribunal laboral (1.ª instancia) ha tomado una decisión y se presenta una apelación contra la decisión del tribunal laboral ante el tribunal laboral regional (Landesarbeitsgericht ).
Al presentar su demanda contra el despido, su objetivo es que el tribunal laboral establezca la ineficacia del despido. Si la demanda tiene éxito, el despido no tendrá efecto. Esto significa que su relación laboral persiste. Tendrá que ir a trabajar y su empleador le deberá pagar el salario.

También puede interponer una demanda contra el despido si no quiere continuar la relación laboral, sino recibir una indemnización por despido. Pero no puede forzar este resultado, por eso la demanda se dirige siempre a la determinación de que el despido carece de efecto. A lo largo del procedimiento puede acordar con el empleador el pago de una indemnización por despido.

Atención: pida cuanto antes ayuda a los sindicatos o a otras oficinas de asesoramiento o recurra a los servicios de un abogado especializado en derecho laboral.

La demanda puede interponerse ante el tribunal laboral en cuyo distrito el empleador tenga su domicilio o domicilio social o en el que usted realice habitualmente su trabajo o haya realizado su trabajo por última vez. Para averiguar cuál es el tribunal laboral que le compete, consulte el portal de servicios judiciales del Estado Federal y de los Estados Federados (lista de tribunales). En el tribunal laboral hay una oficina para la interposición de demandas que también acepta demandas orales y denuncias. No olvide entregar allí los contratos de trabajo escritos, las pruebas de los tiempos trabajados o cualquier otro documento sobre el importe de la remuneración, así como las nóminas recibidas, preferiblemente en copia.

Un proceso genera costas judiciales. Por lo general, dichas costas judiciales serán asumidas por la parte que pierda el proceso. Si el proceso solo se gana parcialmente, las costas se dividirán proporcionalmente.

Atención: en la primera instancia, cada parte debe asumir personalmente los honorarios de un abogado. Por ello, deberá pagar los honorarios del abogado aunque gane el litigio.

Si no puede permitirse las costas de un litigio, puede solicitar asistencia jurídica gratuita. La asistencia jurídica gratuita se concede para todos los procedimientos judiciales o casos de asesoramiento jurídico, no se limita a los procesos de derecho laboral. Más información al respecto en las FAQ.

A los trabajadores que lleven al menos 3 meses afiliados a un sindicato, dicho sindicato les facilitará gratuitamente tanto asesoramiento como representación ante los tribunales.

Si tiene dificultades para hacer valer sus derechos de ciudadano de la UE ante las autoridades alemanas, puede solicitar la ayuda del servicio gratuito de los organismos nacionales SOLVIT, presente en todos los países de la UE, así como en Islandia, Liechtenstein y Noruega. El requisito para ello es que todavía no haya llevado a los tribunales su demanda y que exista una relación con el derecho de la UE. Puede contactar con SOLVIT a través del formulario de contacto en la página web de SOLVIT.

3. Discriminación/acoso laboral

Si se siente discriminado o tratado injustamente por el empleador o por otros trabajadores de la empresa, primero puede presentar una queja ante el órgano de la empresa encargado de este tipo de casos (p. ej., persona de confianza). En empresas con comité de empresa, puede acudir a un miembro del comité de empresa para que le ayude o actúe de mediador.
Una de las tareas del comité de empresa es favorecer la integración de los trabajadores extranjeros en la empresa, así como —junto con el empleador— vigilar que todas las personas activas en la empresa reciben un trato conforme a los principios de justicia y equidad. Se prohíbe cualquier discriminación contra las personas por motivo de raza o procedencia, origen o nacionalidad, religión o filosofía de vida.

También puede hacer valer sus derechos laborales

  • y exigir el cese de cualquier tipo de acoso laboral
  • solicitando una indemnización por daños y perjuicios por una enfermedad derivada del acoso laboral siempre que el empleador esté implicado en el acoso laboral, es decir, cuando sea él personalmente quien haya ejercido el acoso laboral o cuando no haya impedido, deliberadamente o por negligencia, que los compañeros ejerzan un acoso laboral,

presentando una demanda ante el tribunal laboral competente.