Impuestos

Impuestos

Por regla general, todas las personas que residen y trabajan en Alemania están obligadas a pagar el impuesto sobre la renta. Aquí podrá averiguar lo que le corresponde en este caso.




1. Obligación tributaria

Deberá tributar en Alemania si

  • tiene su residencia en Alemania o
  • vive habitualmente en Alemania, es decir, pasa más de seis meses (183 días) en un año natural en Alemania.

La obligación tributaria se refiere a la totalidad de sus ingresos. Es decir, abarca los ingresos de distintos tipos (p. ej., salario, pensiones e ingresos por alquiler). Esto incluye también los ingresos que obtiene dentro y fuera de Alemania (ingresos a nivel mundial).

Si es usted un empleado, sus ingresos procederán básicamente de su salario. El impuesto sobre el salario (también llamado impuesto sobre la renta) se descontará automáticamente de su salario. Además, se deducirá de esos ingresos un suplemento en concepto de solidaridad y, si es usted miembro de una comunidad religiosa que cobre un impuesto eclesiástico (Kirchensteuer), se aplicará también ese impuesto. Su empleador transferirá directamente estas cantidades a la Agencia Tributaria correspondiente. Además, el empleador paga también sus aportaciones a los seguros sociales obligatorios (seguro de desempleo, de enfermedad, de cuidados, de pensiones y de accidentes). En la nómina que recibe de su empleador podrá ver cuánto se deduce de su salario mensual.

Atención: si ha contratado seguros privados como, por ejemplo, un seguro médico privado, deberá pagar usted mismo las primas de dichos seguros.

2. Importe del impuesto sobre el salario

El importe del impuesto sobre el salario depende de sus ingresos anuales. Los ingresos anuales son todos sus ingresos del año natural menos determinadas cantidades que están exentas de impuestos. Hay una renta mínima exenta (Grundfreibetrag) sobre la cual no paga usted impuestos. En el año 2021, la renta mínima exenta para personas solteras es de 9744 euros; para casados y parejas de hecho, de 19 488 euros. Además, los trabajadores tienen adicionalmente un monto a tanto alzado exento de impuestos de 1000 € anuales. Si su renta anual está por encima de esta u otras cantidades exentas de impuestos, tendrá que pagar el impuesto sobre el salario por los ingresos que excedan esas cantidades. El tipo impositivo empieza con un 14 % y aumenta a medida que aumentan los ingresos. El tipo impositivo máximo es del 45 %.

Si su banco en Alemania le proporciona ingresos por rendimiento del capital, p. ej., intereses, también deberá pagar impuestos sobre ellos. Los impuestos serán retenidos directamente por el propio banco, que se los pagará a la Agencia Tributaria de conformidad con el impuesto liquidatorio. Para el impuesto liquidatorio se aplica un tipo impositivo del 25 %.

Atención: si sus intereses no superan los 801 € (o 1602 € en el caso de matrimonios y parejas de hecho con tributación conjunta), no deberá pagar impuestos sobre ellos. No olvide presentar en su banco una solicitud de exención de impuestos (Freistellungsantrag).

Las familias tradicionales y las familias monoparentales disfrutan de ciertas ventajas fiscales. A través de la atribución a la categoría impositiva correspondiente, estas ventajas se tienen en cuenta ya en las deducciones mensuales.

Para calcular su carga impositiva previsible, puede utilizar la calculadora del impuesto de la renta y el salario (Lohn- und Einkommensteuerrechner) del Ministerio Federal de Hacienda (Bundesministerium der Finanzen).

3. Declaración de la renta

Para determinar su renta imponible, por la que finalmente tendrá que pagar el impuesto sobre la renta, la Agencia Tributaria exige varios pasos. En primer lugar, obtiene una visión general de sus ingresos y comprueba qué ingresos adicionales ha tenido. Es decir: no solo importa su salario como empleado, sino también otros ingresos, por ejemplo, de bienes de capital o de alquiler y arrendamiento. De estos ingresos se deducen los posibles costes publicitarios y desgravaciones fiscales y, una vez hecho esto, se obtiene el importe total de sus ingresos. A continuación, la Agencia Tributaria deduce de sus ingresos los gastos especiales, las cargas extraordinarias y otros cargos recogidos en su declaración de la renta. Si tiene hijos, también tiene derecho a una desgravación por ellos, lo que también se tendrá en cuenta a efectos fiscales. Solo entonces se determinarán sus ingresos reales, por los que tendrá que pagar impuestos.

Atención: en algunos casos usted estará obligado a presentar una declaración fiscal, por ejemplo, si además de su salario ha recibido otros ingresos, subsidio de desempleo, subsidio por enfermedad o subsidio de desempleo parcial, si ha mantenido varios puestos de trabajo o con determinadas combinaciones de categorías impositivas. El plazo para presentar su declaración fiscal termina el 31 de julio del siguiente año natural. Es posible que tenga que pagar impuestos atrasados.

Si no está obligado a presentar una declaración fiscal, tiene un plazo de 4 años para hacerlo de forma voluntaria. Merece la pena presentar una solicitud para recuperar los impuestos pagados de más.

La mejor forma de declarar sus impuestos es en línea a través del portal de Internet Elster. Para poder utilizar Elster es necesario registrarse. También puede presentar la declaración fiscal cumplimentando un formulario. En ambos casos deberá enviar la declaración fiscal a la Agencia Tributaria del distrito donde reside. Para consultas de tipo general sobre la declaración fiscal, su oficina de la Agencia Tributaria ofrece un horario permanente de atención al público en el que se pueden aclarar dudas personalmente o por teléfono.

Si necesita más ayuda para rellenar su declaración fiscal, puede dirigirse a un asesor fiscal o un abogado. Estos servicios están sujetos a costes. También podrán aclararle sus dudas en materia fiscal las asociaciones de ayuda con el impuesto sobre la renta Lohnsteuerhilfevereine. Estas asociaciones son un servicio de ayuda de trabajadores para trabajadores y suelen resultar más económicas que recurrir a un asesor fiscal o abogado.

Especialmente para los ciudadanos de la UE con pocos conocimientos de alemán, puede ser útil utilizar un programa fiscal que se ofrezca también en el idioma extranjero. En la actualidad, no hay muchos programas con una oferta de este tipo. El software es de pago, es decir, hay que pagar entre 13 y 40 euros para descargarlo. Aquí puede informarse sobre diversos programas de software. En Internet podrá encontrar otros proveedores de software.

El único programa ofrecido en varios idiomas (bosnio, inglés, croata, polaco, rumano, serbio, ruso) es SteuerGo.
La lista no pretende ser completa. El uso del software es responsabilidad exclusiva del usuario.