Office for the Equal Treatment of EU Workers

Impuestos

Deberá tributar en Alemania si

  • Tiene una residencia en Alemania o bien
  • Vive habitualmente en Alemania, es decir, pasa más de 6 meses (183 días) en un año natural en Alemania.

La obligación tributaria se refiere a la totalidad de sus ingresos. Es decir, abarca los ingresos de distintos tipos (por ejemplo, salario, pensiones e ingresos por alquiler). Esto incluye también los ingresos que obtiene dentro y fuera de Alemania (ingresos a nivel mundial).

Si es Vd. un empleado, sus ingresos vendrán sobre todo de su salario. Y de ese salario se deducirá automáticamente el impuesto sobre el salario. Además, se deducirá de esos ingresos un suplemento en concepto de solidaridad y, si es Vd. miembro de una comunidad religiosa que cobre un impuesto eclesiástico (Kirchensteuer), se aplicará también ese impuesto. Su empleador transferirá directamente estas cantidades a la oficina de hacienda correspondiente. Además, el empleador paga también sus aportaciones a los seguros sociales obligatorios (seguro de desempleo, de enfermedad, de cuidados y de pensiones). En la nómina que recibe cada mes de su empleador podrá ver cuánto se deduce de su salario mensual.

Atención: Si ha contratado seguros privados como, por ejemplo, un seguro médico privado, deberá pagar Vd. mismo las primas de dichos seguros.

El monto del impuesto sobre el salario dependerá del monto de sus ingresos anuales, que son todos sus ingresos del año natural menos determinadas cantidades, que están exentas de impuestos. Hay una renta mínima exenta (Grundfreibetrag) sobre la cual no paga Vd. impuestos. En el año 2017, dicha renta para personas solteras es de 8.820 €, para casados o parejas de hecho 17.640 €. Además, los trabajadores tienen adicionalmente un monto a tanto alzado exento de impuestos de 1000 € anuales. Si su renta anual está por encima de esta u otras cantidades exentas de impuestos, tendrá que pagar el impuesto sobre el salario por los ingresos que excedan esas cantidades. El tipo de imposición fiscal empieza con un 14 % y aumenta con el monto creciente de sus ingresos. El tipo fiscal máximo es del 45 %.

Si obtiene Vd. de su banco en Alemania ganancias de capital, por ejemplo, intereses, también tendrá que pagar impuestos sobre ellos. Los impuestos serán retenidos por el propio banco, que los pagará directamente a hacienda. A las ganancias de capital se les aplica un tipo fiscal único del 25 %.

Atención: Si sus intereses no superan los 801 € (o bien 1602 € en el caso de dos esposos o una pareja de hecho con tributación conjunta), no tendrá que pagar impuestos sobre ellos. No olvide presentar en su banco una solicitud de exención de impuestos (Freistellungsantrag).

Las familias y hogares monoparentales disfrutan de algunas ventajas fiscales. A través de la atribución a la categoría impositiva correspondiente, esas ventajas se tienen en cuenta ya en las deducciones mensuales.

Su carga fiscal previsible la puede calcular ya con la calculadora del impuesto de la renta y el salario (Lohn- und Einkommensteuerrechner) del Ministerio Federal de Hacienda (Bundesministerium der Finanzen).

Una vez finalizado el año natural, podrá presentar una declaración de impuestos para que la oficina de hacienda pueda comprobar si ha pagado Vd. impuestos de más o de menos. Para los trabajadores vale la pena entregar con frecuencia la declaración de la renta. En ella podrán posiblemente obtener deducciones.

Atención: En algunos casos, está Vd. obligado a presentar una declaración de la renta, por ejemplo, si además de su salario ha recibido otros ingresos, ha obtenido subsidio de desempleo, subsidio por enfermedad o el subsidio de desempleo parcial, ha mantenido varias relaciones laborales o con diversas combinaciones de categorías impositivas. En ese caso deberá presentar su declaración de la renta antes del 31 de mayo del año natural siguiente. Es posible que tenga que pagar impuestos atrasados.

Si no está obligado a presentar una declaración de impuestos, tiene 4 años para hacerlo voluntariamente.

La mejor manera de declarar sus impuestos es hacerlo online a través del portal de Internet Elster. Para poder usar el sistema Elster tiene que registrarse en el portal. También puede hacer la declaración rellenando el formulario del portal. En ambos casos deberá enviar su declaración de impuestos a la oficina de hacienda (Finanzamt) correspondiente al barrio en el que vive. Para consultas de tipo general sobre la declaración de impuestos, su oficina de hacienda ofrece un horario permanente de atención al público en el que se pueden aclarar dudas personalmente o por teléfono.

Si necesita alguna ayuda para rellenar la declaración de impuestos, puede dirigirse a un asesor fiscal o a un abogado. Ese servicio tendrá un coste. También las asociaciones de ayuda con el impuesto sobre la renta (Lohnsteuerhilfevereine) podrán aclararle dudas en cuestiones fiscales. Son una entidad de autoayuda compuesta por los propios trabajadores y suele ser una opción más económica que la consulta de un asesor fiscal o un abogado.

FAQ Impuestos

En cuanto se empadrona por primera vez en Alemania en la oficina de empadronamiento de su ciudad o municipio, automáticamente se le asigna un número de identificación fiscal. Ese número le será comunicado poco después por escrito.

Si desde el 01/07/2007 ya ha tenido un domicilio en Alemania y ha estado empadronado, entonces habrá recibido ya un número de identificación fiscal. Este número seguirá siendo el mismo durante toda su vida, y por tanto, deberá volver a utilizarse.

En Alemania existen 6 categorías impositivas para el impuesto sobre la renta que se aplica al salario (impuesto sobre el salario). La categoría impositiva depende sobre todo de su estado civil y, si está casado o vive en una pareja de hecho, de la distribución de los ingresos de ambos miembros de la pareja. En algunos casos, tendrá la opción de elegir entre diversas categorías impositivas. La categoría impositiva más adecuada para Vd. es la que refleja con mayor exactitud su situación personal (estado civil y distribución de los ingresos). Estas son las categorías:

La categoría impositiva I
… se aplica a personas solas, es decir, a trabajadores solteros, separados, divorciados o viudos.

La categoría impositiva II
… se aplica a personas solas con al menos un hijo en el hogar. Al optar por la categoría impositiva II les corresponde por año una desgravación anual de 1.908 € más 240 € por cada hijo adicional en el marco del proceso de exenciones fiscales (Freibetragsverfahren). Solo obtendrá la categoría impositiva II si reúne los requisitos legales para ello y presenta la solicitud correspondiente.

La categoría impositiva III
… solo la pueden escoger los trabajadores que no vivan en separación permantente, estén sujetos sin restricciones al impuesto sobre la renta, casados o en una pareja de hecho. Esta categoría le conviene si su cónyuge o pareja de hecho no trabaja o gana bastante menos que Vd. Si Vd. opta por la categoría impositiva III y su cónyuge o pareja de hecho también es trabajador, a él o ella se le atribuirá la categoría impositiva V.

La categoría impositiva IV
… es el modelo estándar para trabajadores casados o en parejas de hecho. Si ambos cónyuges o miembros de la pareja ganan aproximadamente lo mismo, esta es la combinación de categorías impositivas más adecuada.

La categoría impositiva V
… es la contraparte de la categoría impositiva III. En esta categoría se clasifica a trabajadores cuyos cónyuges o parejas de hecho tengan la categoría impositiva III.

La categoría impositiva VI
… se aplica a los trabajadores que tengan simultáneamente varias relaciones laborales y reciban salarios de distintos empleadores. El salario de su trabajo principal se gravará según la categoría que le corresponda, entre la I y la V. El salario de su trabajo adicional se gravará según la categoría VI.

Si ya no tiene la documentación sobre el número de identificación fiscal que se le había asignado, podrá dirigirse a la Oficina Tributaria Federal Central (Bundeszentralamt für Steuern). También podrá dirigirse a esta entidad si ya le había sido asignado un número de identificación fiscal en una estancia anterior en Alemania, ya que ese número será el mismo durante toda su vida.

En la página web de la Oficina Tributaria Federal Central podrá solicitar que le envíen de nuevo su número de identificación fiscal. Para ello puede llamar al 0049 228 406 1240 de lunes a viernes, de 08:00 a 16:00 horas o bien solicitarlo por escrito. Al hacerlo, no olvide indicar su nombre, sus apellidos, su dirección completa, su fecha y lugar de nacimiento.

Si no está empadronado en Alemania y sin embargo paga aquí sus impuestos, se le asignará su número de identificación fiscal cuando se tramite su declaración de la renta. El número de identificación fiscal le será comunicado poco después por escrito.

Si no tiene residencia en Alemania, no vive habitualmente en Alemania y trabaja en este país un máximo de seis meses, por ejemplo, como trabajador de temporada o en el marco de un desplazamiento profesional, solo tendrá una obligación fiscal limitada respecto a los ingresos obtenidos. Es decir, en Alemania solo tendrá que pagar impuestos sobre determinados ingresos obtenidos en este país. Entre ellos se encuentran los ingresos de actividades no autónomas como, por ejemplo, el salario obtenido por el trabajo que se ejecuta o se procesa en Alemania. Si Vd. trabaja para un empleador nacional que haya establecido en Alemania, por ejemplo, la gerencia de la empresa, o para una empresa extranjera de trabajo temporal, el empleador retendrá el impuesto sobre su salario y lo pagará a hacienda. Con ello se considera saldada la obligación tributaria. Si dicho salario es su única fuente de ingresos, por lo general no necesitará entregar una declaración fiscal. Como ciudadano de un país de la UE, de Islandia, Liechtenstein o Noruega con residencia en uno de estos países tiene además la posibilidad de solicitar la reducción de la base imponible. Para ello tendrá que entregar una declaración fiscal firmada de su puño y letra. Esto es conveniente, por ejemplo, si quiere que le apliquen deducciones o cuando el régimen fiscal alemán está restringido por un convenio para evitar la doble imposición (Abkommen zur Vermeidung der Doppelbesteuerung, DBA), es decir, que su salario no podrá ser gravado en Alemania, o solo se gravará parcialmente. Para comprobar si Alemania ha firmado un DBA con su país de residencia, consulte la página web del Ministerio Federal de Finanzas (Bundesfinanzministerium). En ella se publica cada año una lista actualizada de los convenios para evitar la doble imposición así como de otros acuerdos en materia fiscal, además de las negociaciones en curso sobre nuevos convenios. Asimismo también puede informarse en esta página web sobre el tratamiento fiscal del salario según los convenios para evitar la doble imposición.

A partir del momento en que Alemania deje de ser su lugar de residencia o deje de vivir habitualmente en este país, solo tendrá la obligación de declarar en Alemania sus ingresos obtenidos en este país. Esto incluye, por ejemplo, su salario por una actividad ejercida en Alemania y los ingresos en concepto de alquiler de un inmueble sito en Alemania. Si tiene la obligación de realizar una declaración fiscal o la realiza voluntariamente, deberá declarar también esos ingresos.

En Alemania, existen 6 categorías impositivas para la deducción del impuesto sobre la renta que se aplica al salario (Lohnsteuer). Estas categorías impositivas existen solo para los asalariados. La categoría impositiva determina cuál será el monto mensual del impuesto sobre el salario que se retendrá en su salario, y que su empleador pagará a hacienda. La deducción del impuesto sobre el salario es un pago adelantado del impuesto sobre la renta (Einkommensteuer) anual. La cantidad deducida en concepto de impuesto sobre el salario deberá coincidir en la medida de lo posible con el monto del impuesto sobre la renta anual, para reducir al mínimo los pagos adicionales o las devoluciones. Esto se consigue distribuyendo a los trabajadores en categorías impositivas. Las categorías impositivas reflejan las distintas combinaciones de situaciones familiares y del reparto de ingresos en matrimonios o parejas de hecho.

Probablemente necesitará parte de sus ingresos para gastos relacionados con su trabajo o para gastos de pensiones u otras obligaciones. Esas partes de sus ingresos no están a su libre disposición y, por tanto, no deberán estar gravadas fiscalmente. Por ello se pueden deducir determinados gastos al calcular los impuestos. De esta manera se reducen los ingresos tributables y la carga impositiva. Los importes deducibles más importantes son:

  • Costes publicitarios: Son gastos generados que están estrechamente relacionados con su actividad profesional. Entre ellos se encuentran, por ejemplo, los costes de preparación de solicitudes de empleo, costes en concepto de ropa de trabajo o de servicio, costes de los instrumentos de trabajo (por ejemplo, herramientas, bibliografía especializada, material de oficina), cuotas sindicales, gastos de transporte entre el lugar de trabajo (lugar de la primera actividad), y la vivienda en forma de una cantidad fija por distancia o los costes reales del transporte público, así como los costes del mantenimiento de la doble vivienda.

    Recomendación: Por trabajador se contabilizan automáticamente 1.000 € al año en concepto de costes publicitarios. Si sus costes publicitarios no superan esta cantidad, no necesita enumerarlos ni presentar comprobantes al respecto. En caso de que sus costes sean superiores a esos 1.000 € por año, por ejemplo, si necesita una segunda vivienda por motivos profesionales, porque su lugar de residencia no coincida con su lugar de trabajo (mantenimiento de una doble vivienda), podrá reflejar esos gastos en su declaración fiscal.

  • Gastos especiales: Son, por ejemplo, los gastos en concepto de pensiones (primas de seguros con carácter de previsión), gastos de planes de jubilación adicionales y donaciones.
  • Cantidades exentas para personas con uno o varios hijos: la exención por hijos y la exención en concepto de gastos de cuidados y educación o formación del niño.
  • Cargas extraordinarias: Son aquellos gastos que superen la medida habitual y recaigan obligatoriamente en un contribuyente, es decir, a los cuales no pueda sustraerse. Por ejemplo, costes propios especialmente elevados por enfermedad o gastos del contribuyente por manutención y formación profesional de otra persona dependiente de él.

Los trabajadores fronterizos son trabajadores que residen en la zona fronteriza de un país (exactamente delimitada geográficamente), pero trabajan como asalariados en un país limítrofe, periódicamente cruzan la frontera por las mañanas para dirigirse a su lugar de trabajo y vuelven a su lugar de residencia por la noche. Para estas personas existen entre los países acuerdos bilaterales especiales.

Si Vd. trabaja por cuenta propia, tiene un negocio u opera una explotación agrícola o forestal, no se retiene automáticamente una parte de sus ingresos en concepto de impuesto. Los impuestos se calculan posteriormente para todo el año sobre la base de la declaración fiscal presentada. A partir de un cierto umbral de ingresos, está Vd. obligado a presentar una declaración fiscal. Para no tener que pagar una elevada cantidad de impuestos a posteriori, es conveniente realizar ya a lo largo del año pagos adelantados cuyo monto se ajuste a lo que deberá pagar a hacienda anualmente. En su oficina de hacienda podrá informarse respecto a ambas cuestiones.